5.4.11

I hate myself and I want to die


Desde que tengo uso de razón, mi hermana dormía todas las noches bajo un techo 
del que colgaba el póster como éste que reza el período de vida de Kurt Cobain.

Supongo que por un hecho como éste, mi niñez y parte de la adolescencia la dediqué inconscientemente
 al punto de vista 'grunge' lo cual me resultaba divertido a la par que solitario y desesperante,
además de aprender un significado mucho más profundo de las palabras
de lo que se suele sentir con otro tipo de música.
Siempre lo tuve en un altar; 
probablemente sea muy criticable mi forma de ver las cosas, 
pero guardo una tremenda admiración y curiosidad por los suicidas
a quienes considero que descubrieron algo más allá que el resto y
 no podían continuar viviendo con ello o simplemente que sabían cuál era su destino.

Kurt, para mí, pudo, y realmente, fue un modelo a seguir, 
al igual que lo fue mi hermana por aquel entonces. 
No sé si estaban relacionados ambos dos  por dicha admiración, 
pero forman parte de algo muy inspirador a lo largo de mi vida.

Conozco y poseo los diarios de KC, y los tomo como una droga muy ocasional,
disponible sólo en casos de extrema urgencia personal ya que
hay cosas de las que jamás me hartaría conocer, 
pero otras en cambio, que me resultan tan especiales que no quiero saber.
Que sean intocables, vírgenes y puras.
De esta forma nadie puede alimentarse ni usurpar algo que siempre y para siempre
fue propio y personal de una persona exclusiva; copiar no es digno.

Morir por lo que crees, sí.

2 comentarios:

sergio dijo...

1.- Se suicidan por miedo
2.- Se suicidan por depresión
3.- Se suicidan por que las drogas les hacen ver un mas allá que no existe.
4.- Se suicidan por la ignorancia de que piensan ser más inteligentes que los demás.
5.- Se suicidan porque no tienen huevos.


Los triunfadores saben superar todo eso.

Wttwotc dijo...

No iba a comentar porque estaba un poco harto de tanto Cobain, pero el comentario de Sergio... jujuju. +1000