23.10.09

Síndrome de las banalidades y el fin de los días

Todo el mundo es banal, hasta esta misma frase es banal. No existe nada que no sea banal. Ya esta todo inventado y lo que queda no cambiará absolutamente nada. Solo somos humanos: nacemos, nos reproducimos y morimos, o según la filosofía: nacemos, tenemos un sentido de la vida, somos felices y entonces sí, morimos.

No somos nada, no somos nadie, solo ciencia con libertad para pensar. Pero, ¿para qué dotarnos de esa libertad si no sabemos cómo hacernos cargo y acabamos desperdiciándola?

No vamos a cambiar el mundo, como mucho nuestro entorno y ahí quizás muevas algunos hilos, o te conviertas en un ejemplo a seguir… Pero, ¿total? ¿Para qué cojones ibas a molestarte? Vas a acabar muerto y la satisfacción de haber hecho algo correctamente no te resucitará, además que está seriamente basada en una serie de hábitos humanos que tu cultura ha establecido por ti, te guste o no.

Si vas a acabar muerto, ¿qué mierda importa el resto? Vive, disfruta y muere.

Aprovéchate de todo lo que tengas a tu alcance; emociones, personas, recursos, … y explótalos a fondo, que sea intenso, solo tienes una vida para sentirlo.

Lo que resulte inalcanzable, alcánzalo, si no se pudiera, no existiría.

Vuela, fuma, bebe y folla.

¿Mata? Si, ¿y acaso no lo hace también la vida misma?

¿Qué es sino un contrarreloj con destino a la tumba?

Si has nacido, por lo menos haz algo, tanto si es dar vida, morir o matar, al menos sabrás que fue eso lo que querías, y que todo lo demás, no vale una mierda.

Date prisa, 'Carpe diem' y no escuches el silencio. Escucha los latidos del corazón, ahorrarás tiempo.

6 comentarios:

Jfer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Penilevel dijo...

Hay que aprovechar la vida, sí. Pero sin correr; es mejor experimentar menos cosas pero más intensamente, que convertir la vida en una absurda competición para ver quién ha hecho más cosas.
Lo que cuenta es la calidad, no la cantidad. Incluso para el placer.

eagerheels dijo...

pues no yo sepaxd

crossingmywall dijo...

me gusta el texto andrés!

discrepo un tanto en lo de que todos es banal.

Anónimo dijo...

estoy totalmente de acuerdo y como puedo decir lo que me de la gana y hacer lo que me de la gana porque de lo que se trata es de vivir el momento voy a ser directa, cerveza?

Anónimo dijo...

Nadie puede vivir tú Carpe diem, o mejor tú Carpe noctem, la propia naturaleza de la vida hace que no puedas vivirla al limite. Es decir, vale, todos sabemos que tarde o temprano moriremos, eso esta claro, pero nuestros mecanismos psicológicos nos dicen que eso será dentro de 40 años o más, quizás sea así o quizás no.

Nadie sabe cuanto le queda de vida y por eso no te puedes comportar como si cada día fuese el último, por que seguramente no lo será y eso traerá consecuencias, por este motivo trabajamos para tener una casa o estudiamos para tener un “futuro”.

La única forma de realizar es un Cape diem, es que te digas te quedan 3 meses de vida, ahí si que puedes hacer todo lo que quieras. Es curioso la única forma de vivir la vida es que te comuniquen que te poca de la misma.

he leido tu entrada a la vuelta de fiesta y no me he podido resistir a comentar.

Un saludo :)